La supervisión se hace durante las 24/7. Por la noche ningún alumno sale del campamento de verano sin monitor. Por las noches Lenguaventura tiene un guardia contratado.