Campamento summer camp

Campamento summer camp

¿Cuánto tiempo debo enviar a mi hijo/a a un campamento de verano?

Ésta es una pregunta frecuente entre padres que envían a sus hijos/as a un campamento de verano. Las sesiones de campamentos de verano se pueden dividir en tres categorías determinadas basadas en la duración:

Duración corta: Una semana
Puede ser una alternativa para niños que nunca han estado solos fuera de su casa. Aunque la mayoría de los campamentos no recomiendan una semana. Debido a que esto es lo que más o menos se tarda en adaptarse a la dinámica de un campamento.

Duración media: Dos o tres semanas
Es lo más recomendable para sacar provecho a un campamento de verano. Un tiempo ideal para vivir experiencias, contribuir al desarrollo personal y pasar el máximo tiempo al aire libre divirtiéndose con compañeros de la misma edad.

Duración completa: Sesión completa de cuatro semanas
Se observa en los últimos años una tendencia nueva en cuanto a la estancia en los campamentos de verano. En algunos países en Europa, las escuelas recomiendan a los jóvenes aprovechar el campamento completo de 4 semanas. Es el caso sobre todo si se trata de los campamentos de inmersión lingüística que ofrecen clases de idiomas.

Encontrar la mejor duración para un campamento de verano
Dado que los recién llegados generalmente necesitan al menos dos días para integrarse en la comunidad, una semana apenas da tiempo para apreciar plenamente lo que ofrece un campamento. La mayoría del tiempo se emplea en adaptarse o prepararse para irse a casa. Una semana no es suficiente tiempo para poder captar la filosofía de un campamento y conocer a sus compañeros.

Hay muchas ventajas para estancias más largas. Los que se quedan más tiempo llegarán a conocer a todos o a la mayoría de los compañeros y encima podrán ayudar a integrarse a los nuevos rápidamente. Muy a menudo, los que se quedan más tiempo asumen el papel de líder y son muy apreciados por aquellos chicos que se quedan menos tiempo. También tienen la ventaja de participar en la mayoría o en todas las actividades que el campamento ofrece.

Los períodos de verano más largos son ciertamente mejores para descubrir nuevas habilidades y desarrollar relaciones más intensas. Es impresionante observar cómo rápidamente los jóvenes forman vínculos. Las experiencias compartidas durante la segunda, tercera o incluso la cuarta semana de campamento muy a menudo intensifican las amistades entre ellos de tal manera que duran mucho tiempo o incluso toda la vida. El mejor ejemplo de estas amistades es que muchos chicos y chicas vuelven un año tras otro para reunirse con los amigos de campamentos pasados. Este sentido de identificación con el campamento suelen desarrollarlo participantes que se quedan dos o más semanas.

 

By | 2017-02-18T10:48:52+00:00 febrero 18th, 2017|Blog|0 Comments

About the Author: